Andrea Gori - Instituto de Ciencias del Mar

Viernes, 8 Febrero 2019

¿Cuándo y cómo comenzaste tu andadura en el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona? ¿De qué proyectos de los que has desarrollado en el ICM te sientes más orgulloso?

Empecé en el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona en el 2004 para desarrollar mi trabajo de final de grado sobre la biología reproductiva de dos especies de gorgonias costeras. Después me quedé para desarrollar mi tesis de doctorado profundizando en el estudio de las poblaciones superficiales y profundas de las gorgonias costeras del Mediterráneo.

He aprendido muchísimo de los proyectos Hermes y Hermione focalizados al estudio de los corales y las gorgonias de los márgenes continentales de Europa, pero sin duda el proyecto ResCap ha sido el proyecto hasta ahora más ambicioso que he desarrollado, en especial por ser la primera vez en que he trabajado codo con codo y a diario con los pescadores artesanales, y esto me ha hecho crecer mucho como persona y como investigador.

 

¿Qué otras labores o proyectos, que tu conozcas, desempeña el ICM en materia de sostenibilidad pesquera y/o acuícola?

En el Instituto de Ciencias del Mar hay todo un departamento con investigadores entre los más punteros en el mundo que trabajan sobre estos temas, y siempre son habituales las colaboraciones con investigadores de otros departamentos como yo.

 

Tu especialización e investigaciones se centran en el estudio de la ecología de diferentes ecosistemas marinos, especialmente corales blandos, duros y gorgonias. ¿Qué retos se te plantean en relación con la conservación de las diferentes poblaciones de corales y gorgonias en el Mediterráneo?

Estas especies conforman comunidades muy ricas y complejas favoreciendo la presencia de una gran biodiversidad asociada incluyendo especies de interés comerciales. Por esta razón son a menudo lugares preferenciales de pescar.

Existen y están en continuo desarrollo y mejora las normativas para regular las actividades de pesca para preservar estos ambientes, que además están amenazados por los impactos del cambio climático. Es un tema complejo, pero creo que estamos avanzando hacia el entendimiento que la conservación de estos organismos es fundamental incluso para la viabilidad futura de la misma pesca.

 

En el proyecto Conservación y Recuperación de Poblaciones de Gorgonias de Profundidad mediante Restauración Ecológica y Mitigación de los Impactos de la Pesca-RESCAP el objetivo principal es ejecutar y evaluar la viabilidad de acciones de restauración ecológica y mitigación de los impactos de la pesca artesanal sobre las comunidades bentónicas dominadas por gorgonias de profundidad. ¿Cómo habéis informado e implicado a la comunidad de pescadores en la conservación de las gorgonias? ¿Cómo se ha desarrollado la relación y colaboración con los pescadores artesanales y cuáles son las principales dificultades que habéis encontrado?

Durante toda la temporada de pesca de la langosta, hemos salido al mar con todos los pescadores artesanales para recoger con ellos las gorgonias que de vez en cuando quedan atrapadas en las redes. Estas gorgonias se mantenían vivas a bordo y en acuarios que instalamos en las cofradías, y por último se devolvían a su ambiente natural. En total hemos podido devolver 450 de las casi 500 gorgonias recuperadas. Una buena parte de estas han sido recuperadas por los mismos pescadores, incluido en los días en que los biólogos no estábamos embarcados. La verdad es que hemos trabajado codo con codo en un clima de ayuda y confianza mutua. Hemos aprendido mucho de los pescadores, y creemos que ellos también han aprendido algo de nosotros... seguro que todos ya saben que son las gorgonias y porque son tan importantes para el funcionamiento de los ecosistemas marinos y para el futuro de la pesca!!

 

¿Cómo valorarías el actual compromiso del sector pesquero con la protección del patrimonio natural y la biodiversidad marina?

La verdad es que la experiencia de trabajo con los pescadores de las cofradías del Port de la Selva y de Cadaqués (Cap de Creus, Girona) me ha hecho ver que los pescadores artesanales se preocupan mucho por la protección del patrimonio marino, entendiendo que la sostenibilidad futura de la pesca pasa por el mantenimiento de ecosistemas marinos sanos y que funcionan ecológicamente.

 

¿Qué líneas de trabajo pueden dar continuidad al trabajo realizado hasta ahora con el proyecto RESCAP para seguir impulsando la protección y restauración de las gorgonias en el Mediterráneo?

Se trata de una investigación muy novedosa, pero que requiere tiempo porque las gorgonias son organismos longevos y de crecimiento lento. Es además una labor que tiene que ir acompañada de medidas que permitan disminuir la pesca accidental de las gorgonias. En el futuro, su devolución efectiva al mar siguiendo el método que estamos desarrollando en el proyecto tiene que acabar siendo una solución a aplicar solo en los pocos casos en que se pesquen gorgonias por accidente. Es por esto que hemos trabajado de la mano del proyecto MitiCap, que ha explorado formas y métodos alternativos de pesca para disminuir los impactos sobre los ecosistemas de los fondos del Cap de Creus, incluidas las gorgonias.

 

La Unión Europea está haciendo una apuesta importante en la sostenibilidad medioambiental en nuestro país. ¿Qué papel crees que puede y debe jugar el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para la protección de la biodiversidad y el medio ambiente? ¿Qué acciones de las que se están desarrollando crees que son las más eficaces para reducir el impacto de las actividades pesqueras en el entorno natural?

Sin duda la colaboración entre investigadores y pescadores es una de las claves para buscar soluciones. Entender que estamos todos en el mismo barco y que todos remamos hacia una pesca de calidad, sostenible en el tiempo, basada en la conservación y recuperación de ecosistemas marinos sanos, diversos y que puedan jugar su papel ecológico.

 

¿Un mensaje final que quieras compartir? (Consejo, conclusiones o llamamientos).

Gracias al proyecto ResCap hemos aprendido que la conservación de los espacios marinos es una gran oportunidad para emprender medidas de recuperación y restauración. A pesar de la gran capacidad del medio marino de recuperarse, si se incentiva esta capacidad con medidas y propuestas basadas en el conocimiento científico, podremos conseguir una recuperación más rápida. Hoy en día los océanos nos necesitan y hay urgencia para intentar revertir el proceso de degradación actual. Las áreas marina protegidas en que se desarrollen proyectos innovadores de mitigación y recuperación deben ser la vanguardia de este cambio.