Pablo Pita Orduna - Proyecto SICORE (Universidad de Santiago de Compostela)

Martes, 4 Junio 2019
Pablo Pita- Proyecto SICORE (USC)

 

Biólogo especialista en biología marina y acuicultura, es actualmente investigador posdoctoral en el Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela y responsable del proyecto SICORE sobre la Pesca Marítima Recreativa.

 

¿Cuándo comenzó tu pasión por el mar? ¿Qué es lo que te ha motivado estudiar Biología y en concreto, especializarte en Biología marina y acuicultura?

- Según mis padres siempre me han interesado más los bichos que las personas. Por ello, en mis recuerdos de juventud están muy mezcladas mis familias humana y animal: los delfines jugando en la Ría de Ferrol, mi abuela Margarita y las interminables jornadas de pesca en el muelle; mi abuela Melela y los langostinos de las charcas de Extremadura (en realidad renacuajos); las vacas de mi primo Manuel, los reos del río Mera y la jauría de perros y primos; mi tío foca, las ranas y las colecciones de mariposas.

Una de las decisiones más difíciles que he tomado fue mi especialización en el medio marino, habiendo tantas otras áreas de conocimiento atractivas dentro de la biología, pero siendo coruñés, rodeado por el mar, parecía la opción más natural. Y hasta ahora no me he arrepentido. En realidad, antes de biología cursé una Formación Profesional en acuicultura, y fue trabajando en este sector cuando me di cuenta de que necesitaba ampliar mis conocimientos en biología marina, y acabé obteniendo mi doctorado en biología marina y acuicultura.

 

Después de haber emprendido e incluso fundado tu propia empresa (Fismare, Innovación para la sostenibilidad S.L.), ¿por qué decides continuar tu trayectoria profesional como investigador postdoctoral en la USC? ¿Es posible vivir de la investigación en nuestro país, concretamente en Galicia?

- En Fismare varios investigadores que coincidimos hace unos años en la Universidad de A Coruña intentamos cerrar un hueco importante que separaba la investigación universitaria y la gestión pesquera. Este hueco sigue muy presente en Galicia y en muchas otras regiones españolas y europeas. Desgraciadamente aquella iniciativa no superó la última crisis económica, pero las necesidades siguen siendo muy evidentes.

Al igual que mi carrera profesional en acuicultura me llevó a obtener un doctorado en biología marina, mi labor de investigación en biología pesquera me llevó a interesarme por la economía pesquera. Por ello contacté con el investigador más brillante en esta área en Galicia, Sebastián Villasante, y le propuse desarrollar una investigación sobre pesca recreativa, que fue financiada por la Xunta de Galicia, dentro de su programa de contratos postdoctorales. Tampoco me he arrepentido. De hecho, estoy cursando un nuevo doctorado, esta vez en economía pesquera. Concibo la investigación como una responsabilidad ciudadana. Es mi forma de contribuir al buen desarrollo de nuestra sociedad. Soy consciente de la dificultad que entraña desarrollar una carrera investigadora en España, pero soy relativamente optimista en el futuro.

 

En 2003, las costas de nuestro país, especialmente en Galicia, se vieron afectadas por la mayor catástrofe ecológica marítima ocurrida en Europa: el vertido del Prestige. ¿A nivel personal, qué supuso para ti este desastre; y en un plano profesional, cuáles han sido los daños derivados de la marea negra, especialmente en espacios protegidos, como el Parque Nacional Illas Atlánticas?

- En el año 2003 yo compaginaba mi formación doctoral con la dirección del Departamento de Biología de la Federación Gallega de Actividades Subacuáticas (FEGAS). Desde el primer momento nos dimos cuenta de la enorme importancia del vertido y de sus implicaciones espaciotemporales, todo lo cual dificultaría a los gestores la evaluación de sus impactos. Por eso, en la FEGAS desarrollamos un programa de detección y cuantificación de zonas de vertido basado en buceadores voluntarios. Aquel trabajo originó en 2005 mi primera contribución a un congreso científico. Fueron días trágicos, pero me queda el recuerdo de la solidaridad de miles de personas, limpiando aquel desastre. Y aquellos días a bordo del Rainbow Warrior, realizando inmersiones para documentar en vídeo los daños en el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Illas Atlánticas de Galicia. Hoy todo aquello es agua pasada, pero no debemos bajar la guardia: ¡Nunca Máis!

 

Además del proyecto SICORE (ISMAREF 2018), ¿qué otros programas relacionados con la sostenibilidad y la conservación de la biodiversidad (marina o terrestre) se están llevando a cabo en la USC?

- En nuestro grupo desarrollamos diversos proyectos relacionados con la ecología económica, la resiliencia, los servicios ecosistémicos y la gestión de distintas pesquerías. En la actualidad por ejemplo estamos involucrados en el proyecto CEPHS and CHEFS (https://www.cephsandchefs.com/), un proyecto INTERREG Atlantic Area, que desarrollará nuevos mercados y productos basados en cefalópodos para ayudar a que los pescadores sean más competitivos en el Área Atlántica, sin perder de vista la sostenibilidad biológica y socioeconómica. En el proyecto NetTag (https://ec.europa.eu/easme/en/nettag-tagging-fishing-gears-and-enhancing-board-best-practices-promote-waste-free-fisheries) financiado por la Comisión Europea, estamos ayudando a desarrollar nuevas tecnologías acústicas y robóticas para reducir las artes de pesca perdidos, y con ello la pesca fantasma, y sensibilizar a los pescadores sobre la basura marina.

 

¿Qué impacto tiene actualmente la PMR (Pesca Marítima de Recreo) sobre el medio ambiente y cuáles han sido los puntos clave para la redacción del Código de Buenas Prácticas? ¿Cuál ha sido la reacción de los pescadores frente a esta propuesta? ¿Cómo les habéis informado e implicado para que lo apliquen?

- En España se estima que hay unos 900 000 pescadores recreativos operando en las playas, diques y acantilados, y desde embarcaciones recreativas. Se estima que capturan al año unas
40 000 t de peces e invertebrados marinos. Por otra parte, los pescadores recreativos contribuyen notablemente al desarrollo económico, estimándose sus gastos directos en al menos 200 millones de euros anuales.

El Código de Buenas Prácticas (CBP) fue elaborado por y para los pescadores recreativos, con la colaboración de científicos, ONGs y gestores de administraciones públicas. Se organiza en tres bloques con siete recomendaciones en cada uno de ellos (21 recomendaciones):

1. Protégete a ti mismo. En esta sección recomendamos que los pescadores conozcan las especies que van a pescar, especialmente las potencialmente peligrosas. También recomendamos que le digan a alguien a dónde van a ir a pescar, que en acantilados y zonas rocosas usen chalecos salvavidas, o que antes de embarcar consulten el parte meteorológico.

2. Cuida el medio ambiente. Recomendamos que los pescadores sean conscientes en sus impactos y traten de reducirlos. También que disfruten de la pesca, aunque no consigan buenas capturas, que las dañen lo menos posible, sobre todo si van a liberarlas, y que devuelvan al mar las capturas por debajo de la talla mínima y las que no vayan a consumir.

3. Colabora con otros pescadores, con los científicos, y las administraciones. Les recomendamos a los pescadores que se asocien en organizaciones o clubes, que se involucren en iniciativas científicas, que recojan información sobre su actividad y experiencias en un diario de pesca, y que transmitan sus conocimientos a los científicos y a las administraciones.

Los pescadores han acogido el CBP muy bien y están colaborando en su difusión a través de múltiples vías. En todo caso, más allá del resultado tangible (el propio CBP), es notable el beneficio derivado del proyecto SICORE en el sentido de contribuir a cerrar la brecha entre el sector pesquero, los científicos y las administraciones pesqueras. Se han creado y fortalecido canales de diálogo y colaboración entre todos los actores.

 

La PMR, ¿es un deporte esencialmente masculino, o esto es un mito? ¿Las respuestas del cuestionario determinan si existe una concienciación diferente según el género o zona geográfica sobre la PMR?

- Sí, la participación femenina en la pesca recreativa es testimonial. El bajo número de respuestas de mujeres en el cuestionario que elaboramos durante el proyecto SICORE no nos permite extraer conclusiones en relación con actitudes determinadas por el género. En todo caso, existen algunos estudios que así lo sugieren en áreas del Mediterráneo Español. Incrementar la participación femenina en la actividad podría deparar beneficios económicos directos, pero también sociales, ya que la práctica de actividades de ocio se ha relacionado con beneficios para la salud de las personas.

En relación con diferencias en el área geográfica hemos constatado que las evidentes diferencias en los sistemas socio-ecológicos del Atlántico continental, las Islas Canarias y el Mediterráneo condicionan percepciones y actitudes bien diferenciadas de los usuarios del mar.

 

¿Qué papel juegan científicos y gestores en la mejora de la sostenibilidad de la PMR? ¿La tecnología puede ayudar? ¿Cómo?

- Durante el proyecto SICORE hemos constatado que es necesario que los científicos, los gestores y los propios usuarios se involucren activamente en la mejora de los sistemas actuales de gobernanza pesquera. Las redes sociales, las aplicaciones móviles, el conocimiento ecológico de los pescadores y los programas de ciencia ciudadana pueden ayudar a desarrollar una investigación y gestión eficaces y de bajo costo. El desarrollo de políticas adaptativas, basadas en la ciencia deberían mejorar la provisión y asignación de recursos pesqueros entre la pesca recreativa, la comercial y otros usuarios interesados. Además, la introducción de iniciativas de cogestión puede ayudar a reducir los conflictos entre distintos usuarios.

 

El proyecto pretendía analizar también las oportunidades comerciales de la PMR, ¿de permitirse y existir una regulación, no sería esto contraproducente para la sostenibilidad del sector? ¿Por qué puede considerarse interesante esta regulación? ¿Qué beneficios implicaría? ¿Limitaría el furtivismo? Por otra parte, si se regula su comercialización, los pescadores que practican la pesca sin muerte, ¿no estarían tentados a optar por la PMR tradicional? ¿No resultaría más conveniente sensibilizar y formar a los aficionados sobre técnicas deportivas que contemplen la pesca sin muerte?

- La idea de permitir la venta a pescadores recreativos no es nueva. En distintos países europeos se permite, y en España se han realizado algunas experiencias. Podría ayudar a disminuir prácticas ilegales de venta. Por otro lado, podría también abrir nuevos conflictos con la pesca comercial. Sería bueno desarrollar experiencias piloto en distintas áreas para evaluar su funcionamiento.

Por otro lado, en el ISMAREF 2018 analizamos las posibilidades económicas basadas en actividades que actualmente están permitidas en España, como es el caso del turismo de pesca. Hemos constatado que en muchas regiones españolas (sobre todo en el Atlántico continental) existe potencial para incrementar esta actividad económica y proporcionar alternativas de desarrollo a las poblaciones locales.

El caso de la pesca sin muerte es una cuestión con múltiples matices. Su práctica puede considerarse ambientalmente sostenible en el caso de especies y técnicas con una supervivencia mínima, Por otro lado, en algunos países europeos está prohibida porque se considera inaceptablemente cruel, desde el momento que la actividad no está destinada a la provisión de carne para el consumo humano. Además, desincentivar el consumo de proteína de alta calidad como la obtenida por la pesca recreativa podría tener una influencia negativa sobre la salud de las personas.

 

Tras la celebración del simposio ISMAREF 2018, ¿qué necesidades de investigación se han detectado en relación con la PNDB Programa Nacional de Datos Básicos del sector pesquero español?

- Durante el proyecto SICORE, y específicamente durante el ISMAREF 2018, realizamos un análisis del estado de la investigación sobre PMR en España, concluyendo que se ha hecho un esfuerzo notable por parte de unos pocos centros de investigación en las últimas dos décadas, pero hace falta mucho mayor apoyo financiero y técnico por parte de las administraciones para cubrir necesidades básicas de conocimiento en relación, por ejemplo, con los impactos sobre las especies más vulnerables, o sobre los efectos del cambio climático. Además, deben ser más estudiados los aspectos sociales y económicos del sector recreativo.

 

¿Dónde podemos consultar el informe técnico con los resultados de ISMAREF 2018 (facilitar link si es posible)? ¿Cuál ha sido su repercusión internacional?

- Todos los resultados del proyecto SICORE están disponibles en el área de documentos públicos de la página web del proyecto: http://proyectosicore.es/documentos-publicos.

Las diferentes acciones del Proyecto SICORE han sido divulgadas en las páginas web institucionales de los socios y colaboradores del proyecto, además de las páginas personales y perfiles sociales de miembros del equipo de investigación del proyecto, de colaboradores, y otras personas e instituciones que contribuyeron a la difusión. Además, distintos medios de comunicación impresos, digitales, y radios han difundido distintas acciones del proyecto (y siguen haciéndolo). La cobertura mediática ha incluido información, por ejemplo, sobre el informe técnico con los resultados del estado del arte sobre PRM, la realización y resultados del ISMAREF 2018, sobre las propuestas previas del CBP, sobre la difusión de la edición virtual del CBP y sobre la celebración de jornadas técnicas del CBP.

Toda la información que se ha generado durante el Proyecto SICORE (por ejemplo la invitación al ISMAREF 2018, informes técnicos, vídeo sobre el ISMAREF 2018, libro de resúmenes del ISMAREF 2018, etc.) se ha hecho llegar, además de a los socios, colaboradores y asistentes al ISMAREF 2018, a un listado de potenciales interesados en el tema, creado específicamente con esta finalidad, algunos a título personal y la mayor parte a asociaciones. Así, se ha hecho llegar a las cofradías y asociaciones de pescadores, departamentos de universidades, administraciones públicas, etc. Este listado de no asistentes, pero potencialmente interesados en PMR y en la elaboración del CBP fue de 185 personas/organizaciones.

Del análisis de las visitas a la página web del proyecto (http://proyectosicore.es/), cabe destacar:

  • Número de visitantes distintos de la web: 4 292 visitantes.
  • Número de páginas vistas: 49 980 visitas.
  • Visualizaciones del vídeo elaborado de las jornadas: 843 visitas.
  • Descargas del Informe técnico: 265 descargas.
  • Descargas del díptico del CBP: 230 descargas.
  • Descargas del programa ISMAREF 2018: 235 descargas.
  • Descargas de ponencias técnicas del congreso: 315 descargas.

 

En cuanto a la procedencia de los usuarios, la mayoría (36 737) son españoles. El resto corresponde a un amplio abanico de procedencias, destacando Europa y Estados Unidos. Es de resaltar que cerca de un 3% de los visitantes de la web han accedido también a la información de los socios participantes y al programa PLEAMAR.

El informe técnico sobre el estado del arte de la PMR en España y los resultados del ISMAREF 2018 fueron integrados en un artículo que ha sido enviado a la revista ICES Journal of Marine Science, indexada en el Science Citation Index. Se espera que será publicado en los próximos meses.

 

¿Qué conclusiones has sacado del proyecto (a nivel profesional, pero también personal)? ¿Qué opciones de continuidad existen? En la actualidad, sabemos que estáis trabajando en la revisión del sistema de licencias de PMR y su unificación, ¿por qué sería esto beneficioso para el sector pesquero?

- Mediante las acciones que se desarrollaron durante el Proyecto SICORE se promovió la comunicación entre científicos, gestores pesqueros, pescadores recreativos y comerciales y otros usuarios de los ecosistemas costeros, y se fortaleció la cohesión de las asociaciones de pescadores recreativos con la intención de mejorar las futuras acciones de gestión e investigación. Además, se identificaron sinergias en el consorcio para dar respuesta a los retos presentes y futuros más relevantes de la PMR en España. En este sentido, entre las conclusiones del ISMAREF 2018 cabe destacar que los expertos recomendaron revisar urgentemente el actual sistema de licencias para que pueda ser usado de modo efectivo como plataforma de obtención de información destinada a mejorar la gestión de la actividad. Para ello, se creó durante el ISMAREF 2018 el Grupo de Trabajo sobre PMR (GTPMR) en España, que está trabajando actualmente en la elaboración de una propuesta para homogeneizar los sistemas de licencias de PMR en España, y que se constituirá formalmente en una reunión que celebrarán el 10 Junio de 2019 en A Coruña. Se espera que el GTPMR contribuya significativamente a ofrecer recomendaciones que guíen las futuras acciones de investigación pesquera y las políticas de gestión.

 

¿Un mensaje final que quieras compartir? (Consejo, conclusiones o llamamientos).

- Durante las diferentes acciones del Proyecto SICORE se ha evidenciado que los pescadores recreativos españoles presentan una gran disposición a participar en este tipo de proyectos que integran a científicos y gestores públicos y se mostraron abiertos a aportar su conocimiento y experiencia en nuevas iniciativas de este tipo en el futuro. No nos podemos permitir desaprovechar la oportunidad de mejorar la sostenibilidad socio-ecológica de los mares costeros españoles mediante la correcta canalización de esta fuerza social. Por otro lado, la PMR contribuye notablemente al desarrollo económico de pueblos y ciudades costeros y parece oportuno que las administraciones realicen inversiones financieras destinadas a favorecer iniciativas de investigación y de gestión que contribuyan a mejorar la sostenibilidad ecológica, y socioeconómica de la PMR.