ECOFUN: Cuantificación y seguimiento de la provisión de servicios ecosistémicos de áreas protegidas Atlánticas y Mediterráneas: conectividad de funciones ecológicas a través de gradientes geográficos y batimétricos.

Temática: 
Eje 4. Áreas protegidas
Objetivos: 

General:

Caracterizar las propiedades ecológicas clave dentro de las áreas marinas protegidas y evaluar el rol de estas áreas como garantes de conectividad funcional en areas adyacentes
para implementar esta perspectiva integrada de los ecosistemas, sus servicios y funciones en los planes de gestión y seguimiento de las áreas marinas protegidas.

Específicos:

1. Evaluar una serie propiedades y procesos ecológicos claves del ecosistema marino enmarcados en el contexto espacial y multidimensional de las AMPs.

2. Definir la escala espacial y temporal de variación de estas propiedades con el fin de proponer un posible marco de seguimiento común para el estado español, pero adaptado al contexto ecosistémico del Atlántico y Mediterráneo.

3. Proporcionar un protocolo para el seguimiento de estas propiedades ecológicas y servicios ecosistémicos que se acople a los productos e indicadores desarrollados para estas AMPs por otros proyectos como LIFE-IP INTEMARES y CAMONMAR3.

4. Divulgar y comunicar los resultados del proyecto.

Descripción: 

La protección de las especies mediante el mantenimiento de sus poblaciones sobre unas densidades mínimas que aseguraran su supervivencia, principalmente con fines productivos, ha sido la base de esta disciplina durante siglos. Pese a los extraordinarios avances de las últimas décadas (por ejemplo, con la inclusión del concepto de hábitat y diversidad genética en la teoría de la conservación), la reconocida necesidad de preservar la funcionalidad de los ecosistemas aún no ha encontrado encaje en dentro de la biología de la conservación ni de sus marcos normativos, manteniéndose como “un elemento crítico de la visión conservacionista a la que debemos aspirar”. El proyecto ECOFUN pretende atajar estas lagunas de conocimiento mediante la determinación de funciones y procesos ecológicos relevantes desde el punto de vista de la conservación dentro de las AMPs y el desarrollo de indicadores de funcionalidad que puedan servir para incluir estos procesos en planes de gestión y seguimiento, en cumplimiento de la normativa nacional sobre Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

 

Con el objetivo de preservar la biodiversidad marina y el patrimonio natural, las áreas marinas protegidas (AMPs) se constituyen como zonas de exclusión frente a ciertas actividades mediante planes de gestión específicos que aseguren el funcionamiento, la estructura y la estabilidad tanto los ecosistemas protegidos como de los ecosistemas contiguos. Las AMPs tienen por lo tanto un papel fundamental en la mejora de la producción de actividades pesqueras y acuícolas en los ecosistemas adyacentes, especialmente en zonas sensibles o altamente impactadas por la pesca que necesitan recuperar no solo sus niveles de producción sino también su estabilidad y funcionamiento. Por todo ello, la conectividad funcional es un atributo fundamental de las AMPs, entendida como el conjunto de propiedades ecológicas asociadas al uso del espacio tanto en las relaciones inter-específicas de la red trófica como en las intra-específicas, a lo largo del ciclo vital de cada especie en relación a su interacción con el hábitat. A pesar de su reconocida importancia, apenas hay referentes en los que la conectividad funcional haya sido evaluada de forma integral, posiblemente debido a su carácter multidisciplinar. Sin embargo, cuantificar las propiedades ecológicas que contribuyen a la conectividad funcional es imprescindible para entender el funcionamiento ecológico de las áreas marinas protegidas, su resiliencia frente al cambio climático, así como la mejora de los servicios ecosistémicos sobre áreas adyacentes y en definitiva, para realizar un seguimiento efectivo de las AMPs que fortalezca su gestión y recuperación.

 

Para entender y medir estas propiedades ecológicas es importante considerar dos gradientes espaciales: i) el gradiente vertical, acoplamiento bento-pelágico que determina las conexiones entres los dominios bentónico y pelágico, y ii) el gradiente geográfico horizontal, que conecta la zona protegida y los ecosistemas adyacentes. En este sentido, las AMPs incluidas en el proyecto LIFE-IP INTEMARES proporcionan un escenario idóneo para implementar una perspectiva más integrada del ecosistema, sus servicios y funciones, mediante el estudio del acoplamiento bento-pelágico y la zona de influencia geográfica de las AMPs. El proyecto se centrará en dos zonas de la red Natura2000 representativas del Atlántico y Mediterráneo pero comparables en cuanto a ecosistemas y estructura orográfica. Estos serán el sistema de Cañones submarinos de Avilés en el Atlántico y los Valles submarinos del Escarpe de Mazarrón en el Mediterráneo. Estos dos sistemas se caracterizan por una plataforma continental estrecha y un talud continental surcado por cañones submarinos que contribuyen a su elevado hidro-dinamismo. Ambos sistemas son zonas con una alta productividad asociada a los sistemas de cañones y una biodiversidad elevada en relación a  su entorno, que históricamente han albergado una intensa actividad pesquera.

Convocatoria de subvenciones: 
2019
Estado: 
Abierto
Año de inicio: 
2019
Año de finalización: 
2020
Ámbito de actuación: 
Andalucía
Asturias
Cantabria
Región de Murcia
Beneficiario: 

INSTITUTO ESPAÑOL DE OCEANOGRAFÍA